Radiadores de bajo consumo, ahorra en tu factura

en RADIADOR ELéCTRICO

Si hay algo que tenemos en cuenta a la hora de comprar un electrodoméstico es el consumo que su uso generará en nuestro hogar.
En invierno el uso de calefactores eléctricos es casi inevitable, sobre todo para aquellos que no cuentan con una instalación de calefacción en su hogar y utilizan estos aparatos para protegerse del frío. Sin ninguna duda el consumo es importante pero, ¿qué deben tener los radiadores para que puedan clasificarse de bajo consumo?

¿Qué diferencian a los radiadores de bajo consumo?

Los radiadores de bajo consumo se caracterizan básicamente por tres cosas: tienen capacidad de almacenar el calor mientras que el radiador consume energia, distribuyen el calor en la habitación de manera óptima e incluyen displays electrónicos de manera integrada. Gracias a estas tres características el consumo eléctrico de los mismos se reduce de manera notable.

¿Cómo funcionan estos radiadores?

El funcionamiento de estos radiadores es sencillo sobre todo a nivel usuario, ya que este lo único que tendrá que hacer será seleccionar la temperatura que quiere en el display electrónico de su radiador. En ese momento el aparato empezará a calentarse hasta alcanzar la temperatura indicada. Cuando la sonda que posee el radiador detecte que la temperatura de la habitación es la que hemos indicado, se desconectará y dejará de gastar energía, liberando el calor que ha acumulado. Si la temperatura del cuarto desciende de la indicada, automáticamente el radiador se encenderá de nuevo.

¿Cómo saber si un radiador de bajo consumo es adecuado para mí?

El precio de los radiadores de bajo consumo es superior al de otros modelos eléctricos, pero su principal ventaja es sin duda el ahorro que suponen en la factura de la luz al optimizar el consumo de manera notable. Por eso es importante saber qué uso vamos a hacer de este tipo de radiador para saber si la inversión nos merecerá la pena.
La calefacción eléctrica en todas sus modalidades nos da flexibilidad, este tipo de radiadores funciona de manera independiente por eso el mejor radiador es aquel que se ajusta a las necesidades que uno le va a dar. Si se busca un uso puntual del radiador, o como apoyo a otros sistemas de calefacción, en el mercado se pueden encontrar opciones más baratas que probablemente sean suficientes para nuestro cometido. Si lo que buscamos son radiadores para darles un uso más continuado y utilizarlos como sistema principal de calefacción de una casa es importante apostar por radiadores de mayor calidad, donde el consumo de los mismos sea mínimo y encender la calefacción no suponga un desembolso de dinero desmesurado.


Última actualización: 16/12/2019 a las 09:52. Todos los precios son actualizados diariamente.