El radiador toallero, la solución para los baños

en RADIADOR ELéCTRICO

El radiador tipo toallero es muy útil si te has dado cuenta que es en el baño donde necesitas ese punto extra de calefección. Son modernos, dan un toque sofisticado a los baños, y lo más importante ocupan poco espacio y son muy fáciles de instalar.

Despídete de instalaciones con el toallero eléctrico

Una de las principales ventajas que tiene el toallero eléctrico es que funciona de manera independiente del resto de radiadores. Se conecta a la red eléctrica y destaca por su rápido calentamiento y su sencilla instalación.

Para colocarlos solamente necesitarás fijarlos a la pared y enchufarlos a una toma de corriente. La mayoría vienen acompañados de un kit de instalación con el que te será muy fácil colocarlo. Hay radiadores toalleros que llevan una instalación de agua y se conectan a la red de gas de la casa, pero para eso necesitamos tener una instalación de calefacción hecha previamente y necesitaremos también hacer más obra en el baño para colocarlo correctamente. Con el toallero eléctrico la instalación se hace de forma complementaria al sistema de calefacción siendo por tanto un proceso rápido, sencillo y por el que estos radiadores adquieren cada día más protagonismo en los hogares españoles.

¿En qué debo fijarme al comprar un radiador toallero?

A la hora de comprar un radiador toallero lo primero que nos paramos a pensar es qué tamaño necesitamos para que sea adecuado a nuestro baño. Pues bien, esto es fácil de calcular, ya que por cada metro cuadrado que tenga nuestro baño debemos calcular que necesitamos una potencia de unos 80 vatios, más un 30% de potencia extra que se suma al resultado final. Haz los cálculos a la hora de comprar tu radiador toallero para comprar el radiador con el tamaño perfecto para tu baño.

A la hora de elegir radiador toallero debes tener en cuenta en qué lugar del baño vas a colocarlo, ya que por cuestiones de seguridad este deberá estar siempre alejado de zonas próximas al agua. Por ello no debe instalarse nunca en la zona de la ducha o de la bañera, ya que el contacto directo con el agua es altamente peligroso.
Otra de las ventajas que debemos tener en cuenta a la hora de adquirir un toallero eléctrico es lo fácil que es su mantenimiento. Si tuviésemos un radiador toallero de agua deberíamos purgarlo periódicamente, en cambio con el radiador toallero eléctrico solamente deberemos pasarle un paño húmedo de vez en cuando para eliminar los restos de polvo que pueden depositarse en él.

Perfectos para el buen tiempo

Aunque a muchos les resulta casi impensable encender la calefacción cuando el frío ya no es tan evidente, lo cierto es que a la hora del baño siempre se agradece que la temperatura de este sea agradable, y más aún salir de la ducha y envolvernos en una toalla caliente.

El toallero eléctrico es la solución perfecta para situaciones como estas, eliminando la humedad de toallas de manera rápida, haciendo del baño un lugar más acogedor. Su consumo será mínimo si los enciendes solamente un rato antes de meterte en la ducha y los apagas cuando tus toallas estén secas, así que aprovecha todas las ventajas que un radiador toallero puede darte y disfruta de él en tu hogar en cualquier época del año.


Última actualización: 22/04/2019 a las 06:45. Todos los precios son actualizados diariamente.