¿Cómo limpiar tu plancha de vapor?

en PLANCHA

Aunque muchos de nosotros no estamos a costumbrados a seguir una rutina de limpieza con nuestra plancha de la ropa, lo cierto es que con el paso del tiempo este electrodoméstico necesita una serie de cuidados para que siga funcionando como el primer día.

La cal, la principal enemiga de tu plancha

Si hay un elemento que dificulta el buen funcionamiento de la plancha es la cal. Al exponer el agua a altas temperaturas es fácil que se formen residuos de cal que se van acumulando en el interior de los depósitos impidiendo que el vapor circule y se expulse de manera eficaz.
Si vives en una zona en la que el agua es dura, y tiene grandes cantidades de cal, puedes mezclar agua destilada y agua del grifo al 50%, pero nunca se recomienda usar solo agua destilada, ya que podría dañar el funcionamiento interno del aparato.

Limpia tu plancha por dentro y por fuera

Las planchas más modernas vienen con un sistema autómatico de limpieza antical que garantiza una mayor vida útil del electrodoméstico.
Hace años cuando una plancha estaba sucia solía soltar agua de color marrón y era costumbre limpiarla con agua y vinagre. Actualmente los fabricantes de planchas desaconsejan esta práctica ya que estos productos podrían hacer más mal que bien al interior de tu plancha.
Hay un modo mucho más fácil y menos corrosivo de limpiar tu plancha en casa. Llena el depósito hasta la mitad de su capacidad y ponla a máxima temperatura. Deja que se caliente y desenchúfala y posteriormente, en el fregadero, y en posición horizontal presiona varias veces el botón de autolimpieza moviendo la plancha a la vez de lado a lado. Así conseguiremos que se deshechen las impurezas.
Para limpiar la base de la plancha debemos de fijarnos en el tipo de revestimiento que tiene. En el caso de que sea un revestimiento cerámico la solución es fácil,olvídate de productos abrasivos y cuando esté fría frótala con un paño húmedo o con una esponja con jabón suave. Si el problema es que se nos ha quedado restos de tejido adheridos a las planchas por las altas temperaturas y no eres capaz de eliminarlos aquí tienes un truco para que esto deje de ser un problema. Calienta vinagre blanco y con un paño limpio empapado en él pásalo por toda la zona quemada. Si no desaparecen todas las marcas puedes añador 2 o 3 cucharaditas de sal o bicarbonato. Al finalizar limpia la plancha con un trapo seco para eliminar cualquier resto de producto antes de guardarla.

Ropa que huele bien

Para conseguir que nuestra ropa tenga un olor característico en ocasiones necesitamos algo más que utilizar suavizante durante el lavado. Un buen truco para que sea más fácil conseguir un planchado perfecto es añadir un poco de agua con algún spray en la prenda antes de plancharla, pero si además, en vez de agua al uso utilizamos un agua con aroma conseguiremos que el olor penetre y dure en la prenda durante más tiempo. Eso sí, recuerda hacerlo siempre pulverizando la prenda, no introduzcas el agua en el depósito de agua, ya que podría dañar el aparato.


Última actualización: 22/10/2019 a las 18:48. Todos los precios son actualizados diariamente.