Principales marcas de vaporetas

en VAPORETA

El mercado de vaporetas tradicionales se trata de un mercado muy concentrado, con muy pocas excepciones, alrededor de 2 marcas. La marca italiana Polti y la alemana Karcher son los mayores fabricantes y vendedores de vaporetas convencionales. Sus modelos de gama baja, con menores prestaciones y cantidad de accesorios, se pueden adquirir por alrededor de 100 €. Pero si queremos una vaporeta con la que poder limpiar toda la casa necesitaremos un modelo con mayor potencia y accesorios. Los modelos de gama media se pueden encontrar por encima de 150 € hasta los 250 €. Los robots de limpieza de vapor constituyen la gama alta de las vaporetas. Entre sus múltiples funciones está la de aspirador, así como el poder regular y adaptar el vapor para la limpieza de cualquier elemento del hogar. Estos modelos se pueden adquirir a partir de los 400 €.

Polti

Fundada en 1978, Polti fabrica y empieza a vender su primera vaporeta en 1983 extendiendo el poder de limpieza del vapor a todos los hogares del mundo. Su gama de productos actual también incluye aspiradoras con capacidad de limpieza por vapor.

Karcher

Karcher es una compañía alemana cuya fundación se remonta a 1935 y que empezó a fabricar instrumentos de limpieza en los años 50. Al igual que Polti, cuenta con robots de limpieza de gama alta que, además de incluir todo tipo de funciones y accesorios para la limpieza a vapor, también tienen función aspiradora.

Otros aspectos a considerar

En cuanto a marca se refiere no hay mucha capacidad de elección ya que sólo hay 2 marcas que están por encima del resto. Existen, sin embargo, una serie de características en una vaporeta que debemos considerar y que consideramos más importante que elegir entre una de esta dos marcas. La presión, la capacidad, la potencia y los accesorios incluidos son aspectos más relevantes que elegir entre una de las dos.

La presión a la que sale el agua en forma de vapor es determinante para que la limpieza sea efectiva. Una buena vaporeta debe tener un mínimo de 3,5 bares de presión, aunque las hay de hasta 5 bares.

La capacidad del depósito de agua, que suele ser de entre 1 y 2 litros, nos va a dar la autonomía de nuestra máquina de vapor. A mayor capacidad menos veces deberemos rellenarlo, interrumpiendo las labores de limpieza. Existen modelos que tienen un regulador para controlar el chorro de vapor, dependiendo de la superficie que queramos limpiar, que nos proporciona una mayor autonomía.

La potencia de una vaporeta, de entre 1.500 y 2.300 vatios, va a determinar la rapidez a la que se calienta el agua para poder empezar a usarla. A mayor potencia, menos tiempo de espera pero más consumo energético.

Una buena limpiadora de vapor debe venir equipada con cepillos de distintos tamaños para suelos, superficies más pequeñas y objetos. Otros accesorios imprescindibles son el prolongador, el limpia cristales o la pistola a presión. Algunos modelos de gama alta vienen equipados con una plancha.

Aunque de menor importancia, también debemos considerar la longitud del cable y de la manguera.


Última actualización: 22/11/2017 a las 13:56. Todos los precios son actualizados diariamente.