Otros valores añadidos

en TELEVISOR

Anteriormente comentábamos que las principales características de un televisor eran el tipo, la resolución y el tamaño de la pantalla. Aunque éstas características son determinantes, la calidad de imagen depende de muchos otros factores que normalmente ni siquiera figuran en las especificaciones anunciadas por el vendedor.

Calidad de imagen

El ratio de contraste, los angulos de visión, la nitidez de movimientos, la iluminación o los niveles de negros van a influir en la experiencia del usuario y son difíciles de calibrar a no ser que tengamos la oportunidad de poner el televisor a prueba en la tienda.

En 2014, vio la luz un nuevo tipo de pantalla. Las nuevas pantallas OLED, producen mejores colores y contrastes que las pantallas LED aunque sus precios son todavía muy elevados. También en 2014, aparecieron las primeras pantallas Ultra HD o 4K, cuya resolución es cuatro veces mayor que las Full HD. Aunque no existen todavía muchos contenidos con resolución Ultra HD, los primeros modelos ya están disponibles. Al estar todavía en fase de introducción ambas tecnologías resultan bastante caras.

Plataforma Smart TV y conexión Wi-Fi

De creciente importancia en los usuarios es la posibilidad de conectar el televisor a internet u otros dispositivos, como un ordenador o un smartphone, para compartir y reproducir contenidos audiovisuales bien sea directamente de internet, mediante la opción Smart TV, o de una red local, conectando la televisión a una tablet por ejemplo.

La tecnología Smart TV, dependiendo de la plataforma, también nos permite instalar y utilizar aplicaciones como Facebook, YouTube o Twitter, descargar vídeos o acceder a nuestro correo electrónico. Las plataformas Smart TV más completas son las ofrecidas por Samsung y LG, que convierten nuestra televisión en un centro de entretenimiento.

Sonido

Cuando evaluamos la compra de un nuevo televisor tendemos a fijarnos exclusivamente en la calidad de imagen más que del sonido. Los modelos de gama media-alta cuentan con unos niveles de calidad aceptables aunque no conviene obsesionarse pues puede ser fácilmente mejorable mediante la conexión a equipos de alta fidelidad externos.

Conexiones

Dependiendo del número de dispositivos que queramos conectar necesitaremos más o menos entradas de vídeo. La conexión estándar para reproductores de Blu-Ray, televisión por satélite o consolas es la HDMI. También conviene tener entrada USB para poder reproducir contenidos multimedia de nuestro ordenador o cámara. Si queremos conectar nuestro televisor a un equipo de alta fidelidad, conviene asegurarse de que éste tiene las salidas de audio necesarias.

Diseño exterior y mando a distancia

Calidad de imagen aparte, una diferencia visible entre los modelos de gama baja y de gama media-alta es su aspecto exterior y el control remoto. Si nuestro presupuesto nos lo permite vale la pena invertir en un televisor con un control remoto de calidad y robusto que nos funcione durante años. El diseño exterior, aunque pueda variar con los gustos, puede tener importancia si vamos a colocar el aparato en el centro de nuestro salón. Unos buenos acabados en el televisor nuevo pueden marcar la diferencia en un salón decorado con buen gusto.


Última actualización: 22/05/2019 a las 16:48. Todos los precios son actualizados diariamente.