¿Qué smartphone se ajusta mejor a ti?

en SMARTPHONE

El mundo de los teléfonos móviles ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años, es por eso que hoy, los teléfonos inteligentes o smartphones, son capaces de ofrecer muchas más funciones que un teléfono común.

La diferencia principal entre un teléfono móvil tradicional y un teléfono inteligente es que estos últimos incorporan Internet y a su vez soportan aplicaciones con las que poder ampliar las posibilidades del usuario y su experiencia con estos dispositivos.

Además las cámaras de fotos y vídeo de los smartphone son cada vez de más calidad, por lo que muchas personas prescinden de camaras de fotos compactas para su día a día. Además algunos modelos incorporan también cámara frontal muy útil para realizar videoconferencias.

¿Qué uso le vas a dar a tu smartphone?

En el mercado de los smartphones existen modelos y precios muy variados, es por eso que deberás tener claro qué uso vas a darle a tu teléfono para que la compra que hagas sea lo más satisfactoria posible y cumpla con tus expectativas. Para eso valora las características del terminal y sobre todo fíjate un presupuesto, ya que los precios pueden varias mucho de unos modelos a otros. Para eso hazte unas preguntas básicas: ¿Para qué quieres un smartphone? ¿Es una herramienta de trabajo? ¿Eres un apasionado de los juegos y las aplicaciones?

Smartphones de gama básica

Estos terminales son ideales para aquellos que utilizan un teléfono móvil pero que sus funciones son más bien las básicas: llamadas, SMS, alguna aplicación de mensajería instantánea y navegación por Internet para consultas básicas. Sus precios son los más económicos del mercado, estando entre los 100 y 200 € los modelos liberados.

Smartphones de gama media

Estos son ligeramente más potentes que los de gama básica y ofrecen opciones mejoradas, como una mejor cámara, mejor resolución de pantalla o más memoria interna. Su precio está entre los 200 y 300€.

Smartphone de gama alta

El precio de estos teléfonos está por encima de los 300€ y pueden llegar a superar los 1000€ y no es para menos porque en muchos casos pueden ser como auténticos ordenadores, con las mejores funciones del mercado. Con lo que supone hacer un desembolso de dinero de estas características, lo cierto es que debemos pensar mucho cuál es el modelo adecuado a nosotros, qué buscamos y cuál es el teléfono que puede dárnoslo.

¿En qué debo fijarme al comprar un Smartphone?

Sin duda una vez que tenemos claro el presupuesto disponible y los modelos entre los que andará nuestra compra, lo primero que debemos tener en cuenta son las características técnicas, y no dejarnos llevar por otras cosas secundarias como la cámara o la pantalla, así encontraremos un terminal que con el paso del tiempo nos siga siendo tan útil como el primer día.

El procesador, el corazón del tu móvil

Seguramente querrás que tu smartphone sea rápido y que no se quede atascado, pues bien para que eso suceda deberá tener un buen procesador. Como mínimo te recomendamos terminales que tengan, al menos, doble núcleo. Aún así esto dependerá como siempre del uso que le des a tu móvil. Pero ten en cuenta a la hora de comprar un smartphone que si el fabricante no especifica nada sobre el procesador es que este no es demasiado potente.

La memoria RAM, otro dato importante

De la memoria RAM del aparato dependerá también que este no se relantize, por lo tanto si pretendes llenar tu móvil de diferentes aplicaciones no te recomendamos una memoria RAM de menos de 2GB.

La memoria interna determinará la capacidad del teléfono

Normalmente la memoria de los smartphones se puede ampliar mediante una tarjeta microSD, pero contar con más memoria nos va a permitir hacer cosas más allá de lo básico. Lo mejor es no apostar por terminales de menos de 8GB, siempre en teléfonos de gama media.

¿Qué sistema operativo debo elegir?

Esto dependerá de los usos de cada persona: si eres fanático de Apple, seguramente no te faltará un iPhone, si por el contrario no vives sin las apps de Google, Android es tu mejor aliado. Para los que se introdujeron en esto de la tecnología con Blackberry pueden seguir utilizando estos modelos y los amantes de Microsoft ya tienen en el mercado Windows Phone.

Cada sistema tiene sus ventajas e inconvenientes, por lo que te recomendamos que no compres a ciegas y que si tienes opción de probarlos lo hagas para que veas con cuál te sientes más cómodo.

Otras cuestiones a tener en cuenta

Además de las características técnicas hay otras cuestiones que pueden que sean determinantes a la hora de elegir un smartphone.

La autonomía de la batería

Si vas a utilizar tu teléfono probablemente te toque cargarlo a diario, ya que al contrario que los teléfonos móviles de hace unos años cuyas baterías aguantaban días sin cargarse, hoy en día los smartphones por su uso prácticamente continuado tienen menor autonomía. Aún así elige un modelo cuyo fabricante te especifique las horas de autonomía con las que cuentas.

El tamaño de la pantalla

Si eres un usuario muy activo probablemente prefieras pantallas grandes con las que ver vídeos, jugar o navegar por Internet de manera más cómoda. Pero también puede ser que por cuestiones de espacio no estés acostumbrado a portar teléfonos con pantallas tan grandes, así que al final esto es un preferencia personal. Ten en cuenta que si buscas funciones básicas el tamaño y resolución de la pantalla es menos importante que si eres un usuario que no le pone límites a su teléfono.

El teclado también cuenta

Aunque muchos teclados en las pantallas táctiles son virtuales, siguen existiendo algunos modelos con las Blackberry que cuentan con modelos de teclado físico. Ten esto en cuenta si no le has cogido el truco a los teclados táctiles.

La cámara de fotos

Una de las principales ventajas que han supuesto los nuevos smartphones es que la calidad de su cámara ha hecho que muchos usuarios hayan decidido dejar en casa la cámara de fotos compacta. Aunque es importante tener en cuenta los megapíxeles debes saber que este dato no es directamente proporcional a la calidad de la cámara, debemos considerar el tamaño del sensor, el tipo de objetivo o la apertura.

¿Teléfonos libre o teléfonos de contrato?

El precio de un mismo modelo de teléfono puede variar mucho dependiendo de si decidimos comprarlo libre, es decir para poder insertar la tarjeta SIM del operador que queramos, o si lo compramos con un contrato vinculado a alguna compañía telefónica.
Los teléfonos libres suelen ser más caros, pero con ellos tenemos la total libertad de poder usarlos sin restricciones con cualquier compañía en cualquier lugar del mundo.

En el caso de los teléfonos de contrato podemos encontrarlos por un precio inicial mucho más económico, pero en su mayoría incluyen una mensualidad en nuestro contrato teléfonico normalmente durante los 18 o 24 meses posteriores a la compra del terminal, por lo que te recomendamos hacer cuentas y ver el precio real por el que te saldrá el teléfono en el largo plazo.


Última actualización: 29/06/2017 a las 06:46. Todos los precios son actualizados diariamente.