¿Cómo afecta el uso de la secadora en la factura de la luz?

en SECADORA

Las condiciones de frío y humedad de algunos lugares de España hace necesario un uso continuado de la secadora, sobre todo en los meses de invierno, que casualmente coinciden con los meses de menos luz natural y más consumo eléctrico propiciado también por el uso de calefacciones.
Aunque en España la secadora no es un imprescindible en todas las casas, si que es cierto que en determinados hogares en los que poseen este electrodoméstico se usa con moderación debido a su alto consumo eléctrico, lo que hace que algunos lo consideren un producto casi de lujo.

¿Cuánto consume una secadora?

En España la secadora supone el 3,3% del consumo eléctrico doméstico pero hay que tener en cuenta que solo el 28,3% de los españoles disponen de una secadora en su casa. Lo cierto es que el consumo de la secadora dependerá de su clasificación energética. Es importante saber antes de comprar una secadora cuál es el uso que le vamos a dar. Si optamos por una secadora de Clase A, será la que menos energía consuma, pero su precio de compra será más elevado. Lo que tendrá que valorar es si está dispuesto a hacer un mayor gasto inicial para después ahorrar en la factura de la luz o si prefiere adquirir un electrodoméstico más barato pero que genere un mayor consumo eléctrico. Para que seas consciente de lo que supone el gasto de la secadora te ofrecemos el siguiente ejemplo:
En 10 años una secadora de clase A consume 1.632 kWh mientras que una de clase B alcanzaría los 1.976 kWh. La diferencia no parece mucha, pero si comparamos estas dos secadoras con un de clase C o D al año nos ahorraríamos 84€ y 134€ respectivamente.

Dime a qué hora pones la secadora y te diré cuánto ahorras

Puede sonar extraño pero es cierto. La hora a la que consumimos energía va directamente relacionada con el precio que pagaremos por ella. El periodo valle, que es el tramo horario en el que el consumo de luz es más barato, comprende desde las 10 de la noche hasta las 12 de la mañana en invierno, y en verano, desde las 11 de la noche a la 1 del mediodía. Si tenemos oportunidad y nuestros horarios nos lo permiten ahorraremos en la factura de la luz utilizando los electrodomésticos a estas horas. Ya se sabe que todo suma a la hora de intentar reducir nuestras facturas.

Consejos para reducir el consumo de energía de tu secadora

Aunque pueda parecer obvio, aprovecha los días de sol para tender tu ropa en el exterior, evitando así el consumo eléctrico de la secadora. Muchas veces ponemos la secadora por rutina, olvidándonos de echar un vistazo al parte meteorológico, si desterramos esta costumbre, además de ahorrar en tu factura de la luz, tu ropa durará más tiempo al no utilizar la secadora de contínuo.
Además de tener en cuenta la hora a la que ponemos la secadora hay otros factores que pueden ayudarnos a que este electrodoméstico consuma menos energía. Una cosa importante es centrifugar bien la ropa en la lavadora antes de utilizar la secadora, así podremos elegir programas de menor consumo eléctrico con el consiguiente ahorro energético. Otro dato a tener en cuenta es que la carga de la secadora esté completa, si esto no es posible hay secadoras que incluyen la opción de “media carga”, con la que evitarás un consumo innecesario. Ten en cuenta que las secadoras eléctricas son las que mejores resultados dan pero al fin y al cabo es inevitable que su consumo incida en la factura de la luz.


Última actualización: 21/09/2017 a las 08:41. Todos los precios son actualizados diariamente.