Consejos de uso y efectos medioambientales de un lavavajillas

en LAVAVAJILLAS

El lavavajillas es un electrodoméstico que no solo nos hace la vida más fácil si no que además lo hace ahorrando energía y agua en comparación con el lavado a mano. Para sacarle el máximo partido y alargar su vida, basta seguir una serie de recomendaciones de uso y mantenimiento. Un buen mantenimiento y un uso racional nos pueden dar ahorros adicionales de energía y agua.

Consejos de uso y mantenimiento

Como comentábamos anteriormente, se recomienda llenar el lavavajillas por completo y de manera ordenada. Tan ineficiente es no llenarlo del todo como llenarlo demasiado, pues deberemos volver a lavar lo que no se ha lavado bien.

Limpia los restos de comida antes de poner los platos y ollas en el lavavajillas para evitar que los filtros se ensucien y bloqueen. Coloca los cubiertos con el mango hacia abajo para conseguir mejores resultados y antes de cerrar la puerta comprueba que las aspas puedan girar sin tocar ningún utensilio.

Comprueba que no hace falta poner sal o abrillantador y limpia los filtros regularmente, sobre todo después del lavado de una carga especialmente sucia. Se recomienda desmontar y limpiar las aspas al menos una vez al año.

Una vez terminado el ciclo de lavado, no abrir la puerta inmediatamente si no esperar de 30 a 45 minutos para conseguir que se evaporen los últimos restos de humedad.

Entre lavado y lavado no deben de pasar más de 7 días, la cal del agua puede estropear los sistemas internos por falta de uso.

Consejos para el ahorro de energía y la disminución del impacto medioambiental

Ten en cuenta que usar 2 veces el programa de media carga consume más que una carga completa, así pues no abuses de este programa y úsalo cuando te sea estrictamente necesario.

Utiliza el programa “ecológico” siempre que puedas. Este programa es más largo pero funciona con agua menos caliente y por tanto requiere menos electricidad, alrededor de un 30% menos, ya que el calentamiento del agua significa un 80% de la energía utilizada por un lavavajillas.

Aclarar los platos antes de meterlos en el lavavajillas supone un gasto de agua y energía que nos podemos ahorrar limpiando los restos de comida con papel de cocina o una servilleta de papel. Para cazuelas especialmente sucias puede ser una buena idea dejarlas en remojo un tiempo antes del lavado.

Utiliza detergentes que no contengan fosfatos, con ellos se consiguen unos resultados similares, y no son dañinos para el medioambiente.

Por último, comprar un nuevo modelo más eficiente y deshacernos de nuestro viejo lavaplatos, puede significar un ahorro a largo plazo. A pesar de requerir una fuerte inversión inicial, nos va a permitir un gran ahorro en la factura de la electricidad y un mayor respeto al medio ambiente.


Última actualización: 19/01/2017 a las 04:07. Todos los precios son actualizados diariamente.