Verdades y mentiras sobre las freidoras

en FREIDORA

La freidora es ese electrodoméstico que tiene tantos amigos como enemigos y puede ser por los mitos que se han creado entorno a ella. Muchos se preguntan si es sano utilizar una freidora, o si es bueno reutilizar el aceite varias veces, vamos a intentar despejarte las dudas para que decidas si la freidora se adapta a tus hábitos alimenticios o no.

La freidora, más seguro que freir en la sartén

Está claro que si en tu hogar se suele freir bastante, con la freidora podrás hacerlo de una forma segura, ya que podrás regular la temperatura para que no supere los 180ºC y evitar que el aceite se queme. Además al colocar los alimentos en el cesto y sumergirlos en el aceite evitarás salpicaduras de aceite innecesarias, como cuando fríes en una sartén.

El aceite de oliva virgen extra, el mejor amigo de las freidoras

Los expertos en nutrición aconsejan utilizar para freir aceite de oliva por una razón sencilla, es sano y además se puede reutilizar varias veces si no se llega a quemar previamente. El aceite de oliva virgen extra es el ideal para utilizar en las freidoras y aunque su precio es más elevado que por ejemplo el aceite de girasol, lo cierto es que su calidad es mayor y lo amortizaremos más en la freidora. No es necesario cambiarlo después de cada uso, cuando veas que su color se oscurece y que está perdiendo sus propiedades es el momento de cambiarlo.

Puedes freir de todo pero con “peros”

Está claro que todo lo que puedes freír en una sartén puedes hacerlo de igual forma en una freidora pero en muchas ocasiones hay ciertos alimentos que no merecen la pena freirlos en la freidora. Por ejemplo el pescado, ya que el aceite cogerá el sabor de este alimento y todo lo que frías a continuación tendrá ese regustillo a pescado. Si quieres freír pescado en la freidora puedes hacerlo justo antes de cambiar el aceite que posteriormente vas a desechar. Lo mismo pasa con otros alimentos como los pimientos, que darán un aroma y color al aceite haciendo que quede inservible, por lo que te recomendamos que no frías estos alimentos en la freidora a no ser que sea vayas a cambiar el aceite después de ese uso.

La freidora aporta las mismas calorías que la sartén

No te olvides que los fritos deben consumirse de vez en cuando debido a su alto aporte calórico, pero una vez que decidas freír un alimento es cierto que sus calorías serán las mismas lo frías en la sartén o en la freidora, siempre y cuando el aceite sea también el mismo tipo. Por lo tanto tener en casa una freidora no es sinónimo de que tu alimentación vaya a ser peor, simplemente controla el consumo de fritos, y con la freidora ahorrarás tiempo y dinero al poder reutilizar sin miedo el aceite de oliva.


Última actualización: 22/11/2017 a las 13:56. Todos los precios son actualizados diariamente.