Todos los secretos para que tu congelador consuma lo mínimo

en CONGELADOR

Pensar en una economía doméstica equilibrada incluye también reducir al mínimo el gasto eléctrico innecesario. Esto se puede hacer cada día con pequeños gestos utilizando el sentido común.
Si quieres saber cómo el congelador puede consumir menos energía y ayudarte así a reducir tu factura de la luz, sigue estos pequeños consejos.

Comprueba espesor y el aislamiento de la pared

Uno de los factores de mayor impacto en el consumo de energía de un congelador es el aislamiento de la pared. Los modelos más modernos poseen lo que se conoce como un superaislamiento, una capa gruesa de poliuretano de uno 9 o 10 cm en las paredes. Aunque esta capa disminuye el espacio disponible para el congelado siempre será más eficiente un congelador más aislado y además en caso de fallo eléctrico tus alimentos permanecerán en mejores condiciones durante más tiempo.

Ábrelo solo cuando sea necesario

Los hábitos con los que utilicemos nuestros electrodomésticos influyen tanto en su rendimiento como en su consumo. Cuando abrimos la puerta del congelador normalmente se pone en funcionamiento el comprensor y por tanto sube el pico de consumo del aparato. Es decir cuanto más abramos la puerta y más tiempo permanezca abierta más energía consumirá. Es por eso que es importante tener cierto orden en el congelador, es decir saber qué tenemos colocado en cada estante, colocar los productos que debemos consumir antes más a manos y tener cada envase marcado con la fecha y la comida que contiene en su interior.

El congelador mejor en sitios frescos

Al igual que la nevera el congelador no es amigo de las altas temperaturas, lejos de calefacciones, hornos y lugares en los que las temperaturas sean más elevadas, es por eso que si disponemos de un sótano o un garaje este puede ser el lugar perfecto para nuestro congelador, así además dejaremos más espacio en el hogar para otros elementos.
También debemos tener en cuenta que el ajuste del termostato debe ir de acuerdo a la temperatura ambiente y a la estación del año en la que estemos, siempre seguiremos por ello las instrucciones del fabricantes. Recuerda que las temperaturas excesivamente frías son inútiles y aumentan el consumo de energía entre un 10 y un 15%, lo ideal para los alimentos y para un consumo adecuado es que la temperatura ronde los -18ºC.

Un buen mantenimiento lo es todo

Si tu congelador ya tiene un tiempo probablemente te convenga revisarlo para que esté en las mejores condiciones y no gaste energía de manera innecesaria. Revisa las juntas de goma de las puertas y comprueba que estas se ajustan perfectamente en el cierre de la puerta. Si tu congelador no posee la tecnología no frost no olvides limpiarlo y descongelarlo periódicamente para optimizar su uso. Y por último, si decides cambiar de congelar revisa la etiqueta energética antes de adquirir uno nuevo y recuerda que los modelos de clase A+++ son los que menos energía consumirán.


Última actualización: 28/04/2017 a las 19:46. Todos los precios son actualizados diariamente.