¿Sabes cómo congelar los alimentos?

en CONGELADOR

Los beneficios de la utilización del frío para conservar los alimentos data de la Prehistoria, cuando se utilizaban hielo y nieve para conservar las grandes presas de caza. Hoy en día, congelar alimentos nos permite conservar productos frescos y consumirlos fuera de temporada, pero ¿te has preguntado si estás congelado cada alimento como deberías?

Un buen envase conserva mejor los alimentos

Los alimentos que vayamos a congelar deben estar envasados correctamente, esto significa que no debemos congelarlos tal cual los adquirimos en el supermercado. Las bandejas en las que vienen algunos alimentos deben siempre retirarse, porque el porexpan del que están hechas tiene un efecto aislante, lo que provoca que la parte del alimento que está en contacto con la bandeja tarde más en congelarse.
Lo ideal es que congeles los productos por raciones, ya sean platos preparados o comida cruda, para que posteriormente descongeles solamente aquella cantidad de comida que vayas a consumir; además así favoreces que el proceso de congelación se haga en menos tiempo, lo que es beneficioso para que los alimentos guarden todos sus nutrientes.

Para congelar puedes envasar tus alimentos con film transparente (con doble envoltura para evitar que se despegue), papel de aluminio, bolsas de congelación, recipientes de aluminio rígido, recipientes de plástico o cristal. Ten en cuenta que el alimento debe quedar siempre completamente cubierto y que el vidrio si almacena líquidos no debe congelarse. También te recomendamos que marques con un rotulador qué contiene cada envase y la fecha en la que lo has congelado, así te será más fácil reconocer cada producto y saber cuál debes consumir antes.

Cada alimento, un método de congelación diferente

Aunque la congelación mantiene los nutrientes de los alimentos en perfecto estado debemos prestar atención para aplicar el método de congelación adecuado a cada tipo de producto.
Antes de congelar carnes y pescados crudos los limpiaremos retirando vísceras, cabezas y partes no comestibles. Se recomienda guardarlos por raciones, en recipientes herméticos o bolsas de congelado, asegurándonos que quedan perfectamente cubiertos.

Las hortalizas, verduras y champiñones no se deben congelar crudos, ¿por qué? Son alimentos que tienen mucha agua y durante el proceso de congelación esta se cristaliza, las fibras del alimento se rompen y aunque conservarían sus nutrientes al descongelarse quedarían blandos y poco apetecibles para su consumo. Para evitar esto podemos escaldar estos productos antes de congelarlos, esperamos a que se enfríen de nuevo y los congelamos debidamente envasados. La lechuga no se debe congelar si pretendemos consumirla en ensalada, y tampoco las patatas, ni crudas ni cocidas. Los champiñones y setas deben cocinarse antes de congelarlos, en cambio con la fruta tenemos varias opciones. Si pretendemos comerla fresca no se puede congelar, pero si vamos a utilizarla para hacer postres o helados sí. Además si está congelada y cocinada no tendrás ningún problema para consumirla.

Los platos cocinados aceptan muy bien el proceso de congelación pero es conveniente dejarlos enfriar antes de meterlos en el congelador para que no rompan la cadena de frío.

A los amantes de las tartas y los bizcochos no se les recomienda que congelen estos postres, porque al descongelarse su textura cambiará y puede que su sabor y aroma también cambie. La mayonesa también pierde su sabor característico si la congelamos así que es preferible mantener estos alimentos lejos del congelador.

¿Cuánto tiempo duran los alimentos en el congelador?

Dependiendo del tipo de alimento, este se conservará en perfectas condiciones más o menos tiempo en el congelador de ahí la importancia de que los productos se marquen antes de congelarlos. El pescado azul y los mariscos no es conveniente congelarlos más de 2 meses, pero en cambio el pescado blanco aguanta 4 meses congelado en perfectas condiciones. Hasta 3 meses podemos congelar pan, bollos y masas. Y 6 meses es el límite que tienen las vísceras, la carne de cerdo o el huevo batido. Tenemos entre 6 y 9 meses para consumir aves congeladas y de 8 a 12 las carnes rojas. Las hortalizas y verduras previamente escaldadas aguantarán hasta 12 meses perfectamente conservadas en el congelador. Te recomendamos que no olvides de vez en cuando revisar la comida que hay en tu congelador para que finalmente no tengas que tirar a la basura ningún producto porque no cumpla con las fechas de consumo recomendado.


Última actualización: 20/08/2017 a las 06:13. Todos los precios son actualizados diariamente.