Ventajas e inconvenientes de las cafeteras de cápsulas, de molino integrado y expreso.

en CAFETERA

Si hay algo que está claro es que nunca hubo tantas maneras diferentes de crear una misma bebida: café. Los expertos en café pueden discutir cuál es la mejor, pero lo que está claro es que opciones no sobran. Vamos a analizarlas para que encuentres la manera de hacer café que mejor se ajusta a ti.

Cafeteras de cápsulas

De lo que no cabe duda es de que, desde la aparición de las primeras máquinas de Nespresso, es una de las maneras de hacer café más rápida y sencilla que existe. Por no mencionar que nos podemos olvidar de ver granos de café esparcidos por las superficies de la cocina y que la limpieza y mantenimiento que requieren es mínima. Este tipo de cafeteras son ideales para personas que no quieren perder tiempo preparando el café y que están dispuestos a sacrificar un poco de sabor, ya que como afirman los entendidos, la calidad del café se pierde ligeramente con este tipo de cafeteras.

Los precios de estas máquinas varían bastante y las hay desde 50 € hasta 250 €, pero suelen estar atadas a determinadas marcas de café y antes de comprar una cafetera debemos informarnos de sus precios por cápsula. Las principales marcas de cápsulas son Nespresso, Dolce Gusto, Tassimo y Senseo.

Cafeteras con molinillo integrado

El sabor, el cuerpo y el aroma de un buen café está estrechamente ligado a que los granos de café sean molidos justo antes de su producción, lo más fino posible para conservar todas su frescura y con ello todas sus cualidades. A diferencia de otros modelos, esta variedad de cafetera incorpora un molinillo en su interior junto con un depósito para los granos de café. Aunque estas cafeteras son de mayor tamaño, estos dos componentes le permiten moler el café necesario para dispensar la cantidad correcta de café programada para cada tipo de bebida.

El precio a pagar por un buen café es más elevado que las máquinas de cápsulas y los modelos más baratos empiezan a partir de los 300 €, aunque tienen la ventaja de que no tenemos que comprar cápsulas especiales que siempre nos van a salir más caras que comprar café empaquetado sin moler. Aunque de fácil limpieza y mantenimiento, requieren más cuidados que las máquinas que utilizan cápsulas.

Cafeteras expreso

La versión doméstica de las máquinas que vemos en los bares te permiten controlar la cantidad de café y agua utilizados para que éste sea lo fuerte que a ti te guste. Estas cafeteras están especialmente recomendadas para los amantes del café y del ritual de su preparación, que consideran un sacrilegio la preparación de su bebida favorita con sólo introducir una cápsula y apretar un botón.

Los precios de las cafeteras expreso domésticas están alrededor de los 300 €, bastante más caras que las cafeteras de cápsulas pero, al igual que las máquinas con molinillo integrado, utilizar café molido sale más barato que comprar cápsulas y además no estamos atados a comprar siempre la misma marca de café. Su mayor inconveniente, respecto a los otros 2 tipos de cafetera, radica en su limpieza y mantenimiento. El uso de café molido implica mayores necesidades de limpieza.


Última actualización: 29/04/2017 a las 15:24. Todos los precios son actualizados diariamente.