¿Has pensado en una báscula de precisión?

en BáSCULA DE COCINA

La báscula de cocina es una herramienta fundamental no solo por razones dietéticas, también por razones prácticas. El uso de una báscula de cocina es considerada como una ayuda diaria tanto para profesionales como para su uso en el hogar. Además es esencial en la cocina profesional y en el mundo de los confiteros, en el que los ingredientes deben medirse con sumo cuidado.

Las básculas de precisión, exactitud gramo a gramo

Aunque hace años era muy común aquello de medir las recetas a ojo, sobre todo aquellas que pasaban de generación en generación, lo cierto es que hoy en día es prácticamente imposible seguir una receta si no tenemos exactamente una báscula con la que medir las cantidades.
Muchas balanzas de precisión son exactas desde el gramo hasta el kilo y tienen una precisión de 2 a 5 gramos hasta completar el resto de la escala. El gramo de precisión es muy útil cuando tenemos que añadir pequeñas cantidades de un ingrediente en la balanza, que ya contiene otros ingredientes. Estas básculas tienen una gran sensabilidad por lo que deberemos colocar las cantidades con cuidado e ir aumentándolos poco a poco para que nos sea más fácil dar con el peso exacto.

Básculas de precisión, la mejor guía según las marcas

Entre las más precisas está la báscula KS36 Beuer, caracterizada por su pequeño tamaño y equipada con calibración digital y apagado automático.
Posee un diseño minimalista, cuenta con una pantalla invisible, que solo es visible durante el momento en el que pesamos los alimentos. Esta báscula permite pesar un máximo de 2 kg con una precisión de 0,1 g cuando el peso de los alimentos es inferior a 500 gramos; de 0,2 gramos si el peso es de entre 500 gramos y 1 kg y de 0, 5 gramos si el peso es mayor de 1 kg. Se podrá, por lo tanto, pesar especias, harinas, levaduras y otros elementos ligeros.

De menor capacidad, pero igualmente precisa es la báscula Soehnle 66150 Ultra 2.0, que puede llegar a pesar hasta 500 g con una sensibilidad de 0,1 g.

Aún más significativo, sin embargo, es la escala Laica BX9310 que, gracias a su pequeño tamaño, es portátil y fácil de usar. Permite para pesar los productos alimenticios de dimensiones pequeñas, tales como la levaduras con un margen de error de 0,05 g para un peso máximo de 120 g.

Lo mejor de las básculas digitales, sus opciones

Además de la alta capacidad de precisión, otra de las cosas que debemos tener en cuenta es la cantidad de opciones que nos da una báscula digital.
Además de su tamaño compacto gracias al cual son fáciles de almacenar, en su mayoría poseen la función tara, con la que se descuenta de peso final el peso del recipiente, además algunas permiten pesar cada alimento por separado, es decir ir añadiendo ingredientes al peso midiendo cada uno. También las hay que cambian los gramos por mililitros, algo útil para los líquidos, y las más innovadoras son capaces de contar hasta las calorías de los alimentos.


Última actualización: 17/10/2017 a las 06:17. Todos los precios son actualizados diariamente.