Ahorra energía con tu equipo de aire acondicionado

en AIRE ACONDICIONADO

A la hora de comprar un equipo de aire acondicionado es fundamental prestar atención a las etiquetas en las que se indica la eficiencia energética del aparato. Con ellas se cumple con los principios europeos sobre ecodiseño, teniendo muy en cuenta las repercusiones ambientales que tendrá el uso de un electrodoméstico.

Las ventajas de los equipos de clase A

Las etiquetas de eficiencia energética de un aparato determinarán según su clase qué aparatos consumen menos energía. Este factor es algo a tener en cuenta tanto si nos fijamos en la factura de la luz como si queremos comprar un aire acondicionado que respete lo máximo posible el medio ambiente. Los electrodomésticos de clase A consumen menos energía que el resto de aparatos y esto es importante valorarlo si le vamos a dar mucho uso. La mayoría de equipos con tecnología Inverter tienen una clasificación energética A o B mientras que los equipos con tecnología de encendido y apagado es muy probable que no superen la etiqueta de la clase C.

¿Cuál es la temperatura adecuada para optimizar el consumo?

Para que los sistemas de aire acondicionado puedan ser eficaces y respetuosos es importante que sepamos cuál es la temperatura a la que el aparato consume menos energía. Este dato puede depender del fabricante pero por norma general se encuentra a unos 26º C. Nuestro cuerpo no necesita una temperatura más baja para estar más cómodo y por cada grado menos de temperatura el consumo del aire acondicionado aumenta entre un 4 y un 6%.

Consigue reducir el consumo del aire acondicionado al mínimo

El aire acondicionado puede suponer hasta el 10% del consumo total de energía del hogar por eso sigue estos consejos para ahorrar lo más posible en tu factura de la luz.
Aunque cuentes con un equipo de aire acondicionado no te olvides de ventilar tu casa cuando el aire de la calle sea más fresco que el del interior, normalmente por la noche o a primeras horas de la mañana. Abriendo ventanas en zonas opuestas de la casa conseguirás que esta se refresque de manera natural.
Otro truco para mantener tu casa a una buena temperatura es instalar toldos o bajar persianas con el objetivo de evitar la entrada de aire caliente en el interior de la vivienda. También se pueden conseguir unas temperaturas más estables utilizando materiales aislantes durante la construcción, una buena inversión para ahorrar a posteriori en tu factura de la luz.
Si la casa se queda vacía no olvides desconectar el aire acondicionado, es un gasto inútil, como también lo es tener el aire encendido cuando ya hemos alcanzado la temperatura que deseábamos.
Al encender el aire acondicionado no pongas el aire a una temperatura más baja de lo normal, ya que este no funcionará con mayor potencia ni enfriarás la casa más rápido, es más los camvios extremos de temperatura no beneficiarán a tu salud.
Por último, no olvides que mantener los filtros limpios ayuda a ahorrar energía y además prolonga la vida útil del aparato.


Última actualización: 20/10/2017 a las 03:08. Todos los precios son actualizados diariamente.